Zerbikas. Aprendizaje y Servicio Solidario.
Dirección: La Laguna 5 bajo (Plaza de la Cantera). 48003 Bilbao Tfno: 618 15 92 69

Premios Aprendizaje-Servicio 2018

Premios Aprendizaje-Servicio 2018

Bases para la presentación de proyectos

La Red Española de Aprendizaje-Servicio, Educo y Editorial Edebé convocan a centros de Educación Infantil-Primaria, ESO-Bachillerato y Formación Profesional, así como a entidades sociales del Estado español a los Premios Aprendizaje-Servicio 2018.

Objetivos de los Premios

  1. Reconocer la labor de los centros educativos y entidades sociales que integran el aprendizaje de los estudiantes con acciones solidarias destinadas a mejorar la calidad de vida de la comunidad.
  2. Reconocer las prácticas de Aprendizaje-Servicio como herramienta de éxito educativo y compromiso social.
  3. Fortalecer y difundir una culturaparticipativa, solidariay de compromiso cívico, estimulando la divulgación e implementación del Aprendizaje-Servicio.

Características y requisitos1. ¿Quiénes pueden participar?

Podrán participar en la convocatoria de los Premios Aprendizaje-Servicio 2018 todos los centros educativosdel Estado español públicos, concertados o privados, de los niveles de Infantil-Primaria, ESO-Bachillerato y Formación Profesional (1) que estén desarrollando prácticas de Aprendizaje-Servicio.

También pueden participar las entidades sociales (entidades de educación no formal, movimientos y asociaciones juveniles, clubs de tiempo libre y agrupaciones scout, asociaciones de voluntariado, medioambientales, culturales, etc.) que estén desarrollando prácticas de Aprendizaje-Servicio en cualquiera de las comunidades autónomas.

Los centros educativos y entidades sociales que participan deben respetar las leyes vigentes y,especialmente, todo aquello que hace referencia a las medidas de protección de la infancia.

Los centros educativos y entidades sociales que fueron premiados en anteriores convocatorias no pueden volver a presentar el mismo proyecto, pero sí pueden presentar otros.

Los centros educativos y entidades sociales que quedaron finalistas en anteriores convocatorias pueden volver a presentar el mismo proyecto, siempre y cuando se haya realizado en el curso 2017-2018, o cualquier otro.

Puesto que los premios se dirigen a los sectores educativos no universitarios, las instituciones universitarias no podrán participar presentando proyectos cuyos protagonistas sean estudiantes universitarios, pero pueden presentarse como instituciones colaboradoras de los centros educativos o entidades sociales que se presentan a esta convocatoria.

Las administraciones públicas quedan asimismo excluidas, aunque pueden presentarse como instituciones colaboradoras de los centros educativos o entidades sociales que sí se presentan.

Es indispensable que la presentación del proyecto a la convocatoria esté avalada por el director o directora de la institución (centro educativo o entidad social), no solo por la persona responsable del proyecto.

Cada centro o entidad social puede presentar tantos proyectos como desee, siempre que cumplan las bases aquí expuestas.

(1) Bajo este concepto agrupamos: la Formación Profesional básica; Ciclos Formativos de Grado Medio y de Grado Superior; la Formación Profesional adaptada o especial y el aprendizaje de tareas del alumnado con necesidades educativas especiales; la Formación Profesional en enseñanzas artísticas, las escuelas de adultos y la formación para el empleo.

2. ¿Qué tipo de proyectos pueden presentarse?

Solo se aceptarán proyectos de Aprendizaje-Servicio que se hayan finalizado en el curso 2017-2018. Por lo tanto, no se tendrán en cuenta experiencias realizadas y concluidas antes de este período o bien proyectos todavía no concretados en la práctica.

La experiencia de Aprendizaje-Servicio que se presente debería identificarse con uno de estos dos modelos:

Modelo A: un proyecto de un grupo-clase (o grupo de edad o colectivo concreto en el caso de entidades sociales).

Modelo B: un proyecto de todo el centro educativo o entidad social, compartido con más centros educativos, o de cualquier otra dimensión superior al grupo-clase.

Entendemos por Aprendizaje-Servicio:

Una propuesta educativa que combina procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad en un solo proyecto bien articulado donde los y las participantes aprenden a trabajar en necesidades reales del entorno con la finalidad de mejorarlo.

3. ¿Qué se valorará especialmente?

Independientemente del nivel educativo y del tema del proyecto, el jurado valorará especialmente:

  1. Estrecha vinculación entre los aprendizajes y el servicio realizado.
  2. Autenticidad y relevancia de la necesidad social a la que atienden los niños, niñas y jóvenes a través del servicio.
  3. Participación muy activa de las niñas, niños y jóvenes a lo largo de todo el proyecto: en la investigación de necesidades, el diseño del proyecto, su realización y la evaluación final.
  4. Estrecho trabajo en red entre centros educativos y entidades sociales —y sus personas destinatarias— del territorio, para llevar a cabo el proyecto con enfoque comunitario y de reciprocidad.
  5. Enfoque de justicia social y derechos humanos, reforzando la reflexión y el pensamiento crítico en el alumnado.
  6. Proyectos impulsados por población en riesgo de exclusión social.
  7. Envergadura del proyecto atendiendo a la cantidad de niñas, niños y jóvenes implicados, la cantidad de personas destinatarias del servicio y la duración del proyecto.
  8. Servicio desarrollado fuera del centro educativo o entidad social, con un impacto visible en el entorno y sensibilización/concienciación social de la comunidad acerca del problema tratado.
  9. Sostenibilidad del proyecto y continuidad del compromiso.
  10. Visibilidad del concepto Aprendizaje-Servicio en tanto que propuesta educativa.

Las bases completas aquí

Posted by Zerbikas / Posted on 07 May
  • Post Comments 0